Blog

Noticias y Análisis

Accidentes de Tráfico, días impeditivos y no impeditivos; Cálculo de la indemnización.

Para los accidentes de circulación anteriores al 01.01.2.016 tenemos que distinguir entre días impeditivos y no impeditivos.

Nuestra jurisprudencia está dividida. Un sector entiende que solamente son días impeditivos aquellos en que la víctima padece unas limitaciones físicas extraordinariamente significativas. El otro afirma que habrá impedimento siempre que el lesionado no pueda desplegar con normalidad cualquiera de sus actividades ordinarias. De modo que en unas ocasiones los días impeditivos superarán a los de baja laboral y en otras será al revés. Sin embargo, algunas sentencias identifican días de baja con días impeditivos.

La  recientísima sentencia de la Audiencia Provincial Ourense, Sentencia 139/2017, de 18 de abril (Recurso 519/2.016) ha resuelto una controversia en la que se cuestionaba la naturaleza, impeditiva o no, de los días invertidos por la lesionada en un accidente de circulación para la curación de sus lesiones.

Conforme al informe pericial se considera que al período de baja laboral se deba añadir los días que la perjudicada acudió a tratamiento de rehabilitación. La citada pericia entiende que desde el día del accidente hasta el alta médica, la actora permaneció de baja laboral y a partir del alta recibió algunas sesiones más de tratamiento de fisioterapia.

Se cuestiona en el recurso interpuesto por la perjudicada, la naturaleza, impeditiva o no, de los días invertidos por la lesionada para la curación de sus lesiones, durante los cuales ha estado de baja laboral. La Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguros en la Circulación de Vehículos a Motor entiende por día de baja impeditiva aquél “en que la víctima está incapacitada para desarrollar sus ocupación o actividad habitual”.

Esta sentencia valora las distintas interpretaciones existentes en nuestra jurisprudencia respecto a la citada expresión “ocupación o actividad habitual” y que (i)por un lado entiende que el matiz diferenciador entre días impeditivos y no impeditivos se encuentra en la existencia de un plus en el padecimiento, por lo que no es suficiente estar de baja laboral, sino que la víctima debe tener unas limitaciones físicas extraordinariamente significativas para poder considerarlos como impeditivos. Los restantes días en los que aún no se alcanzó la sanidad, con más o menos molestias, ya no se consideran impeditivos y en cambio (ii)por otro entiende que el significado del concepto “día impeditivo” no ha de estar necesariamente vinculado al concepto laboral de baja, señalando que hay impedimento si el lesionado no pueda desplegar con normalidad cualquiera de sus actividades ordinarias. Así, la baja laboral y los días impeditivos pueden coincidir, pero puede ocurrir que los días de impedimento superen a los de baja laboral o viceversa, debiendo atenderse a las circunstancias de cada caso concreto.

Los días indemnizables por el concepto de incapacidad temporal son los previos a la estabilización del estado patológico residual, pues con posterioridad a dicha estabilización los perjuicios serán indemnizables ya como secuelas, al margen de que pueda continuar el lesionado en situación de baja laboral. Además, el concepto de día de baja impeditivo no puede limitarse a las actividades básicas de la vida diaria de la persona, por contraposición a los días no impeditivos que le permitirían valerse por sí misma hasta la completa curación de sus lesiones, aunque estuviera impedida para la realización de su trabajo.

Esta sentencia que comentamos concluye que son las circunstancias concurrentes las que en cada caso determinarán la calificación del período de incapacidad impeditiva, sin acudir a una equiparación necesaria entre ese período y la incapacidad laboral.

Concluye esta sentencia que a la vista de la lesión sufrida por la recurrente; del tratamiento prescrito y las prescripciones y doctrina médica existente sobre la curación del tipo de lesiones como la sufrida por la perjudicada, se establece el tiempo en que dicha lesión suele tardar en curar, durante el cual es cuando se produce el mayor el dolor y sufrimiento que la misma puede ocasionar, impidiendo a quien la padece realizar muchas actividades de la vida ordinaria. Dicho periodo se califica como impeditivo.

Por el contrario, desde ese momento hasta la alta médica los días en que simplemente se recibió tratamiento de fisioterapia se consideran como no impeditivos, aunque continuase de baja laboral dado que no ha acreditado la perjudicada que la intensidad de sus padecimientos o las limitaciones sufridas fueran más allá de la necesidad de acudir a dicho tratamiento.

Desde la terminación del período en que es mayor el dolor y el sufrimiento producido por la lesión y que impide la realización de muchas actividades de la vida ordinaria hasta la alta médica los días en que simplemente recibió tratamiento de fisioterapia, aunque continuase de baja laboral, han de considerarse no impeditivos.

José Ramón Gortázar Díaz

Leave a Reply