Blog

Noticias y Análisis

¿Cómo afectará verdaderamente en España la sentencia dictada por el TJUE, que falló contra UBER?

La respuesta es en nada; ¿Por qué? Para responder, primero voy hacer un breve resumen de lo que ha resuelto el Tribunal Europeo acerca de este tema.

Todos, o prácticamente todos, conocemos y hemos cogido un coche de UBER y por tanto hemos usado su aplicación de móvil. Básicamente consiste en que reservas un coche; sabiendo de antemano el conductor, cual va a ser tu destino y el precio fijado antes del trayecto.

Los argumentos de UBER ante el TJUE fueron que UBER era una plataforma digital colaborativa operada por conductores particulares, sin embargo, la Sentencia del tribunal de la Unión Europea, ha dictaminado que eso no es así y que UBER en realidad es una empresa de transporte y que estará obligada a trabajar con licencia -como la de vehículos de alquiler con conductor (VTC).

La sentencia desmonta otro de los argumentos de Uber al señalar que el servicio prestado por la firma no se limita a poner en contacto -mediante una aplicación para smartphones- a un conductor no profesional que utiliza su propio vehículo, con una persona que desea realizar un desplazamiento urbano, “sino que crea al mismo tiempo una oferta de servicios de transporte urbano, que hace accesible concretamente mediante herramientas informáticas y cuyo funcionamiento general organiza en favor de las personas que deseen recurrir a esta oferta para realizar un desplazamiento urbano”.

A pesar de que los grandes perjudicados (Taxi) con la aparición de estas nuevas empresas (UBER o CABIBY), hayan quedado plenamente satisfechos con la Sentencia, y parezca que UBER es el gran perdedor de esta batalla, la verdad es que en España, los conductores de estas empresas llevan tiempo operando bajo licencias de transporte (VTC), otorgadas por las Comunidades Autónomas y reguladas por la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT).

Según su definición en la normativa estatal, son autorizaciones para ejercer la actividad de arrendamiento de vehículos con conductor. Por ello, tanto Uber como la española Cabify utilizan este tipo de licencias para ejercer actualmente su actividad, y, por tanto, en nada les ha afectado esta Sentencia del TJUE.

Leave a Reply