Blog

Noticias y Análisis

Entra en vigor la Ley que protege a las mascotas

El pasado  jueves 1 de febrero,  entro en vigor el Convenio Europeo sobre Protección de Animales de Compañía. Este Convenio, redactado en 1987, fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el pasado 11 de octubre aunque no entraba en vigor en nuestro país hasta el 1 de febrero de 2018.

El texto establece la prohibición de las intervenciones quirúrgicas para modificar la apariencia u otros fines,  desde amputaciones de orejas y rabos en ciertas razas de perros o extirpar las garras de los gatos (que conlleva perder hueso y tendones junto con la garra), hasta la aplicación de bótox y otros tratamientos para disminuir arrugas en los animales de compañía, pues bien, todos estas operaciones estéticas quedan prohibidas, así como cualquier otra que no se realice con fines curativos, salvo si la misma está  autorizada por  un veterinario que la considere beneficiosa por razones de medicina o bien por el beneficio de un animal determinado o para impedir su reproducción.

Además, fija que toda intervención en la que el animal pueda sufrir dolor solo podrá efectuarse con anestesia administrada por un veterinario y las que no requieran de anestesia podrán realizarse por una persona competente con arreglo a la legislación nacional.

A partir del 1 de febrero, está prohibido en España cortar el rabo, las orejas, los dientes o las cuerdas vocales de los animales de compañía, como perros y gatos, por fines estéticos.

Anteriormente sólo siete Comunidades Autónomas prohibían los casos de cirugías sin motivo médico: Andalucía, Asturias, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra, última en sumarse a la lista. Ahora, quedará por ver cómo se regula y que sanciones se adoptan.

Con la entrada en vigor del convenio, España se compromete a fomentar los programas de información para promover la tenencia, cría, adiestramiento, comercio y custodia de animales de compañía, la conciencia y el conocimiento de este convenio.

En particular, España deberá prestar atención a que el adiestramiento se haga por personas dotadas de conocimientos idóneos y tendrá que establecer medidas para desalentar el regalo de animales de compañía a menores de 16 años sin consentimiento expreso de sus padres, así como evitar el regalo de animales de compañía a modo de premio, recompensa o gratificación.

El convenio regula también distintos aspectos como su mantenimiento, custodia, bienestar, comercio y cría con fines comerciales o su uso en publicidad, espectáculos, muestras o concursos, entre otras cuestiones

Por último, también regula, en los artículos 7 y 9, el tratamiento de los animales en publicidad o competiciones (prohibiendo “las ayudas artificiales” y los sedantes en ambos casos), los métodos aceptados de eutanasia animal y las actuaciones a seguir a la hora de reducir el número de animales callejeros, prohibiendo explícitamente que nadie que no sea un veterinario acabe con la vida de un animal, “salvo en emergencias”.

Leave a Reply