Blog

Noticias y Análisis

OBLIGACIONES Y DEBERES DE LAS PARTES EN EL CONTRATO DE SEGURO

PÉRDIDA DEL DERECHO INDEMNIZATORIO POR EXISTENCIA DE DOLO O CULPA GRAVE EN EL TOMADOR/ASEGURADO DEL DEBER LEGAL DE INFORMACIÓN SOBRE EL ACAECIMIENTO Y CIRCUNSTANCIAS DEL SINIESTRO. ARTÍCULO 16 LCS.

Con cierta asiduidad, las Compañías de Seguros se encuentran con la “sorpresa” de tener un primer conocimiento sobre el acaecimiento de un siniestro, objeto de cobertura en la póliza de seguro al efecto suscrita con su asegurado, y con excesiva posterioridad temporal a la efectiva fecha de acaecimiento o ocurrencia del siniestro.

Dicha tardía y extemporanía comunicación por parte del tomador/asegurado del acaecimiento del siniestro, puede conllevar, por imperativo legal (art. 16 LCS), la pérdida del derecho indemnizatorio correspondiente en virtud de la póliza de seguros suscrita, y ello en el supuesto de que se constate o acredite la existencia de dolo o culpa grave por parte del tomador/asegurado del incumplimiento de sus deberes y obligaciones legales de comunicación a la entidad aseguradora, de la producción y circunstancias del siniestro.

En efecto en el art. 16 LCS establece y regula de forma imperativa ciertos deberes y obligaciones del asegurado y en los siguientes términos “El tomador del seguro o el asegurado o el beneficio deberán comunicar al asegurador al acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días de haberlo conocimiento, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplío. En caso de incumplimiento, el asegurador podrá reclamar los daños y perjuicios causados por la falta de declaración.

Este efecto no se producirá si se prueba que el asegurador ha tenido conocimiento del siniestro por otro medio.

El tomador del seguro o asegurado deberá, además, dar al asegurador toda clase de informaciones sobre las circunstancias del siniestro. En caso de violación de este deber, la pérdida del derecho a la indemnización sólo se producirá en el supuesto de que hubiese concurrido dolo o culpa grave”.

La falta de comunicación o violación de dichos deberes y obligaciones de comunicación de acaecimiento y circunstancias del siniestro, acreditada la existencia de dolo, o al menos, culpa grave, por parte del tomador/asegurado, y las consecuencias legales de la pérdida del derecho a la percepción del derecho indemnizatorio, ha sido plasmada y establecida, entre otras muchas, en la sentencia dictada con fecha 09.10.15 por la Sección 9ª de la Audiencia Provincial de Madrid, en el rollo de Apelación 407/15.

La citada sentencia desestima el Recurso de Apelación interpuesto por el demandante (asegurado) contra la sentencia de instancia que desestimaba la demanda de Juicio Verbal formulada contra su Compañía Aseguradora, y en reclamación de la indemnización pactada en póliza para la cobertura de incapacidad permanente total, al entender que el comportamiento del asegurado de ocultar a su entidad aseguradora el hecho generador del siniestro objeto de la cobertura (IPT) durante casi diez años desde el acaecimiento del hecho o padecimiento que dió lugar al reconocimiento posterior, y administrativo, de la IPT, y durante casi cuatro años desde dicha declaración administrativa de IPT objeto de cobertura en póliza, traspasaba todos los límites que la buena fe impone a las partes del contrato del seguro (art. 1258 CC) y privó a su Compañía Aseguradora de la posibilidad de intervenir y hacer un seguimiento sobre las circunstancias del siniestro, el desarrollo técnico del mismo y la previsión de sus consecuencias.Dicha tardía comunicación e información del hecho generador del siniestro y de las consecuencias del mismo (IPT), aunque no conste acreditado el carácter provocado o intencionado del asegurado en su deber de comunicación (dolo), sí demostraba en todo caso una desidia grave (culpa grave) merecedora de las consecuencias previstas en el art. 16 LCS, es decir la pérdida del derecho a la indemnización pactada y objeto de cobertura en la póliza de seguros suscrita.

A tal circunstancia legal, no empece el hecho de que las condiciones generales de la póliza de seguros, pudiesen, o no, encontrarse suscritas y firmadas por el tomador del seguro, ya que la violación del deber u obligación de información establecida en el art. 16 LCS, es una obligación impuesta por el legislador al tomador/asegurado/beneficiario, cuya efectividad y consecuencias legales no pueden hacerse depender de que el obligado (tomador/asegurado/beneficiario), alegue su ignorancia o desconocimiento.

En definitiva, la Sección 3ª del Título I de la LCS, establece y regula las obligaciones y deberes de las partes en el contrato de seguro (arts. 14 a 21) siendo obligaciones legales que no dependen del conocimiento de las partes y, por lo que concierne al deber u obligación del tomador/asegurado de información a su Compañía Aseguradora sobre el acaecimiento y consecuencia del siniestro, puede conllevar la pérdida del derecho indemnizatorio derivado de la producción de un evento objeto de cobertura en la póliza de seguros suscrita, y ello en el caso de que se acredite que en la violación de dichos deberes u obligaciones de información por parte del tomador/asegurado ha existido dolo, o al menos, culpa grave, debiendo soportar las consecuencias legales inherentes a dicho incumplimiento legal.

 

1 Response

  1. This condition is very limited by the reproductive system and may have several causes such as a result of injury or abnormal the flow of blood within the testicles. He is content, and also the the complete opposite of our thoughts later years has in store for us.

Leave a Reply