Blog

Noticias y Análisis

SOBRE LA RESPONSABILIDAD CIVIL POR HECHO AJENO O INDIRECTO DEL ARTÍCULO 1903 DEL CÓDIGO CIVIL EN EL CASO DE OBRAS DE REPARACIÓN DE ELEMENTOS COMUNES CONTRATADAS POR UNA COMUNIDAD DE PROPIETARIOS.

Nuestra jurisprudencia tiene declarado que la responsabilidad por hecho ajeno o indirecto (artículo 1903) en el caso del empresario, se fundamenta en la intervención de culpa in eligendo o in vigilando por infracción del deber de cuidado reprochable a aquél en la selección del dependiente o en el control de la actividad por éste desarrollada, por lo que para el caso de que se prescinda de tales presunciones y se acuda a la responsabilidad por riesgo, requiere como presupuesto indispensable una relación jerárquica o de dependencia entre el ejecutor del acto causante del daño y la empresa demandada; sin olvidar que, cuando se trata de contratos entre empresas no determinantes de relaciones de subordinación entre ellas, falta toda razón esencial para aplicar el artículo 1903 del Código Civil, puesto que por lo general no puede decirse que quien encarga cierta obra o trabajo a una empresa autónoma en su organización y medios y con asunción de los riesgos inherentes al cometido que desempeña, deba responder de los daños ocasionados por los empleados de ésta, a menos que el comitente se hubiera reservado la injerencia o participación en los trabajos o parte de ellos, sometiéndolos a su vigilancia o dirección.

Podemos establecer que la responsabilidad tipificada en el artículo 1903 del Código Civil requiere como presupuesto indispensable una relación jerárquica o de dependencia entre el ejecutor causante del daño y la empresa demandada, sin olvidar que cuando se trata de contratos en empresas no determinantes de relaciones de subordinación entre ellas, faltaría toda razón esencial para aplicar dicho precepto legal.

Respecto a la responsabilidad de las comunidades de propietarios por las obras de elementos comunitarios del edificio encargadas a empresas independientes, dicha doctrina jurisprudencial resulta de plena aplicación, toda vez que la comunidad de propietarios que contrata la obra de reparación/sustitución de elementos comunitarios, ni es una empresa en sí, ni en consecuencia dispone de los medios para llevar a cabo el control o vigilancia en la ejecución de las obras por la constructora, siendo que la contratación del constructor implica, en la mayoría de los casos, que será él quien lleve a cabo la ejecución de las obras con plena independencia de la comunidad de propietarios, no subordinándose la ejecución de las mismas a la dirección de esta última, por lo que ninguna responsabilidad civil por hecho ajeno o indirecta le puede ser reclamada de acuerdo con el artículo 1903 del Código Civil, y ello siempre que se den los presupuestos jurisprudencialmente establecidos de ausencia de relación jerárquica o de dependencia entre la comunidad de propietarios y la empresa contratada para la realización de la obras en elementos comunitarios.

Leave a Reply